Ir al contenido principal

El buen ministro servidor

"Al señalar estas cosas a los hermanos serás un buen ministro de Cristo Jesús, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido.  . . . .
Ten cuidado de ti mismo y de la enseñanza; persevera en estas cosas,  porque haciéndolo asegurarás la salvación tanto para ti mismo como para  los que te escuchan" 
(1Tim.4:1,16) LBLA (leer todo 1Tim.4)

El capítulo 4 de primera de Timoteo habla de malos y de buenos ministros. Este capítulo nos da una excelente descripción de lo que es un "buen ministro". Nos da consejos sabios y prácticos - no solo a Timoteo y a los creyentes en general, sino muy específicamente a los servidores de Cristo.

UN ESTUDIO BÍBLICO - para mayor provecho recomiendo tomar tiempo para leer y meditar en cada una de las Escrituras anotadas acá.

A. LOS MALOS MINISTROS y algunas de sus características:

  • Se apartan de la fe verdadera (la fe implica creer en Cristo como el Salvador y en la Gracia de Dios, pero también habla de los valores que rigen la creencia y la vida diaria, y de la doctrina) (1Tim.4:1 / 2Tes.2:3 / 2Tim.3:1-5 / 2Tim.4:4). 
  • Siguen las inspiraciones dadas por espíritus engañosos y enseñan falsas doctrinas - dejan lo verdadero y se exponen a lo falso. Así como Dios busca personas que le sirvan y a través de las cuales quiere manifestarse, el diablo también busca personas que se dejan usar por él para hacer daño en la gente (1Tim.4:1 / 2Cor.11:3,13-15 / 2Tes.2:9-12 / 2Pe.2:1).
  • El estilo de vida y sus valores están marcados por una vida entregada al pecado. Viven una vida doble, legalista, y marcada por una religiosidad falsa. Al no vivir una vida de integridad y alejada del pecado se abren a las influencias del enemigo, se destruyen a sí mismos y a otros. Su vida no es un ejemplo a seguir. Por sus frutos serán reconocidos (1Tim.4:2-5 / 2Tes.2:9-12 / Sal.81:11-12 / Is.29:9-14 / Jn.12:39-43 / Rom.1:21-25,28 / Ef.4:27 / 2Tim.4:3-4 / Mt.7:15-20).

B. LOS BUENOS MINISTROS y algunas de sus características según 1Timoteo 4

  • Es un maestro fiel de la verdad bíblica (1Tim.4:6,11,13,16 / 2Tim.4:2,5 / Tit.2:15 / Tit.3:8). El buen maestro tiene cuidado de explicar correctamente la palabra de verdad - declara todo el consejo de Dios, no como un dictador, sino como quien recuerde, sugiere, somete, lleva a descubrir las verdades de Dios. Esto lo puede hacer si el servidor mismo se alimenta de la Palabra de Dios - quien no recibe no puede dar. Somos llamados a siempre ser aprendices. Hay que evitar todo tipo de filosofías humanas y discusiones alrededor de cuentos vacíos (2Tim.2:15 / Lc.12:42 / Hch.20:27 / 2Cor.4:2 / Hebr.5:11-14 / 1Pe.5:1-4).
  • Da ejemplo de una vida piadosa - para ello se disciplina o entrena para la piedad [ejercitarse como un deportista  que se entrena para poder enfrentar los desafíos de la competencia - 1Tim.4:7 / Hebr.5:14 / Hebr.12:11 / 2Pe.2:14 / 2Pe.1:5-8] - - - (1Tim.4:7-12 / 1Cor.11:1 / 1Tes.1:6 / 1Tes.2:10 / 2Tes.3:7-9 / Tit.2:7 / 1Pe.5:3). La vida piadosa, obediente y dedicada a Dios tiene sus beneficios para esta vida y para la vida que viene (1Tim.4:8 / Sal.37:3-4,16-19,29 / Sal.112:1-3 / Sal.128:1-6 / Sal.145:19 / Ecl.8:12 / Is.3:10 / Mt.6:33 / 1Jn.2:25).
  • Su esperanza está puesta en el Dios viviente, quien es el Salvador de toda la humanidad (1Tim.4:10 / Is.12:2 / Jer.17:7 / 1Pe.1:21). No confía en el dinero como solución a los problemas  sino en Dios quien es proveedor fiel (1Tim.6:17). Se cuida de no confiar en la gente sino en Dios quien es el todopoderoso (Sal.118:8 / Sal.62:8-9 / Jer.17:5-7). No confían en dioses que no pueden ayudar en los momentos decisivos (Dn.3:28). Confiar en el verdadero Dios llena la vida de verdadero gozo y verdadera paz (Rom.15:12-13).
  • Trabaja con esmero y no teme sufrir por hacer avanzar la causa de Cristo (1Tim.4:10 / 1Cor.4:9-13 / 2Cor.4:8-10 / 2Cor.6:3-10 / 2Cor.11:23-27 / 2Tim.2:9-10 / Hebr.11:26). El perezoso se hace daño a si mismo y a otros. El servicio a Dios no es cosa fácil, pero merece nuestra total entrega (Prov.6:6s / Porv.10:26 / Prov.13:4 / Prov.18:9 / Prov.20:4 / Prov.21:25 / Prov.24:30s / Prov.26:14 / Mt.25:26).
  • Conoce sus dones y los usa para servir a Dios y a la gente. No esconde sus talentos, sino que invierte lo mucho o poco que tiene para glorificar a Dios (1Tim.4:14 / 2Tim.1:6 / 1Pe.4:9-11 / Mt.25:14-30 / Rom.12:6-8 / 1Tes.5:19).
  • Cuida su vida personal y su progreso espiritual, como también lo que enseña por el bien personal y de los que le oyen - se nutre de la palabra de Dios, vive una vida ejemplar, ministra dependiendo de Dios y sirve con humildad (1Tim.4:15-16 / 1Tim.4:6 / Mt.5:16 / Filp.2.15-16). El bienestar espiritual no se da por arte de magia ni viene automáticamente con el pasar del tiempo - requiere de esfuerzo (1Tim.4:15 / Lc.21:34 / Hebr.5:11-14 / Hebr.12:15 / Hch.20:28 / 1Cor.3:10-11 / Col.4:17 / 2Tim.4:2 / Tit.2:7). Como hijos de Dios estamos llamados a crecer, a avanzar y a llegar a ser todo lo que Dios quiere que seamos - Él obra en  nosotros el deseo y nos da el poder para hacer lo que a Él le agrada. Por medio de Su gracia es posible vivir de acuerdo a nuestra nueva naturaleza (2Pe.1:3-4 / 2Pe.3:17-18 / Filp.1:6 / Fil.2:13 /  Hebr.13:21 / Ef.4:15 / Col.1:10 / 2Tes.1:3). Como Sus hijos tenemos además la responsabilidad de responder a Su amor y a Su obra redentora en nosotros con obediencia, deshaciéndonos de toda mala conducta y vistiéndonos de la nueva naturaleza (2Pe.1:5-11 / 1Pe.1:18-25 / 1Pe.2:1  / Ef.2:17-32 / Ef.4:20-32 / 2Pe.3:17-18 / Col.3:12) y preparándonos para toda buena obra (2Pe.1:8 / Ef.2:10 / Ef.4:10-16  / 1Cor.12 / 1Pe.4:10 / Col.2:19).

ASIMILANDO (2 Timoteo 3:16-17) 

¿Qué lecciones aprendió durante este estudio?

¿Qué pasos debe tomar para ser obediente a los mandatos de Cristo? Sea específico. 

¿Cuáles desafíos cree usted que va a enfrentar en la aplicación de esta lección en su vida y ministerio?

ORE para que Dios le ayude a ser todo lo que EL quiere que sea como servidor de Cristo:



Comentarios

Entradas populares de este blog

REFLEXIONES en Mt.28:18-20 - haciendo discípulos de Cristo

1. El llamado a HACER DISCÍPULOS en todas las naciones es posible porque a Cristo se le ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Además tenemos la promesa de SU presencia constante -  EL anda con nosotros dándonos poder para cumplir con este mandamiento (Hch.1:8). El mandato tiene que ver con alcanzar a todas las naciones HACIENDO DISCÍPULOS DE CRISTO. La visión de Dios es tener en el cielo una multitud de gente adorando al REY de reyes, una multitud de todas las naciones (Apoc.7:9-10 / Apoc.5:7-14). Tenemos el gran privilegio de ser colaboradores en el cumplimiento de la visión de Dios. 2. BAUTIZÁNDOLOS - un buen y claro comienzo es clave en todo el proceso de discipulado. Esto incluye un verdadero arrepentimiento, una verdadera entrega a Dios, y la fe en la muerte, sepultura y resurrección de Cristo. El bautismo en agua es la expresión externa de nuestra fe en la muerte, sepultura y resurrección de Cristo como base de nuestra salvación eterna.
3. ENSEÑÁNDOLES - Un discípu…

Aprender a sanar a los enfermos

“Al llegar Jesús a casa de Pedro, vio a la suegra de éste que yacía en cama con fiebre. Le tocó la mano, y la fiebre la dejó; y ella se levantó y le servía. Y al atardecer, le trajeron muchos endemoniados; y expulsó a los espíritus con su palabra, y sanó a todos los que estaban enfermos, para que se cumpliera lo que fue dicho por medio del profeta Isaías cuando dijo: El mismo tomó nuestras flaquezas y llevó nuestras enfermedades” (Mt.8:14-17) (La Biblia de las Américas)

Mr.1:39-42 / Mt.10:1.8 / Mr.16:15-20 / Jn.14:12-14 / Hebr.13:8
Los Evangelios mencionan un gran número de episodios en los que Jesús sanó a los enfermos (Mt.8:14-17 / Mt.9:22 / Lc.6:10 / Mt.15:28 / Hch.2:22). Jesús no solamente sanó a los enfermos sino que también entrenó a sus discípulos a sanar a los enfermos. Jesús envía a sus servidores a predicar el Evangelio y a sanar a los enfermos (Mt.10:1.8 / Mr.16:15-20). Los apóstoles siguieren este ministerio una vez que Jesús había ascendido al cielo (Hch.3:6 / Hch.9:36). Ad…