Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

CELEBREMOS LA RESURRECCIÓN DE CRISTO

Estamos de acuerdo, la muerte de Jesús es de suma importancia. Al estudiar la vida de Jesús es maravilloso observar todo lo que El hizo durante Su ministerio en la tierra: sanidades, liberaciones, dio de comer a los hambrientos, convirtió agua en vino, caminó sobre las aguas y enseñó con autoridad la verdad de Dios. Pero todo lo que hizo nunca hubiera sido suficiente, si no hubiera dado Su vida como sacrificio para redención de los hombres (Mt.1:21 / 1Cor.15:3). Ninguna otra muerte puede darnos lo que nos da la muerte de Jesús. Su muerte cumplió con todos los requisitos divinos para redimir a la humanidad. Del correcto entendimiento de la cruz de Cristo depende la salvación de las almas humanas (Hebr.2:14):

Ananías, un discípulo de verdad

De Ananías no leemos mucho en la Biblia. Sin embargo, en Hch.9:10-19, leemos que él era un discípulo que ministró a Pablo, y en Hch.22:12 dice el apóstol Pablo que Ananías era un hombre piadoso o devoto – estos dos aspectos son las marcas de un verdadero discípulo de Cristo. Según el Nuevo Testamento son éstos los dos elementos clave que hacen de una persona un discípulo de Cristo, el carácter y la capacidad de servir al estilo de Jesús.

Carácter y Aptitud

CARACTER Y APTITUD (Sal.78:72):
Para desarrollar el potencial que Dios ha colocado en cada uno de nosotros, quienes somos discípulos de Cristo, y si queremos poder completar la tarea encomendada por Dios (Mt.28:18-20), es necesario que trabajemos en cambiar personalmente, en cambiar el carácter (viviendo en integridad, cambiando a la imagen de Jesús - Gal.4:19), y también debemos poner atención en desarrollar el área de las aptitudes (dones, capacidades, habilidades, conocimiento, etc. - 2Tim.3:16-17).Esos dos elementos deben estar en un equilibrio sano para poder llegar a ser gente de influencia, así como Dios quiere que lo seamos (Mt.5:13-16 / 2Tim.3:16-17 /2Tim.2:21 /Tit.2:24 / Tit.3:1 / Hebr.10:24).
DAVID De David se dice que era perfecto en su corazón, su carácter estaba marcado por la integridad y la sinceridad. Esta característica de su corazón influyó en el manejo de su vida y en el gobierno de la nación (su ministerio). David era un adorador de Dios, un hombre conforme al corazó…