Ir al contenido principal

Discípulos verdaderos son hacedores de Su Palabra

Mt.28:18-20 – la importancia de la obediencia en el proceso de discipulado

El discipulado o el ser discipulado está directamente relacionado con aprender a ser obediente. Mateo termina su Evangelio anotando lo que llamamos la Gran Comisión (Mt.28:18-20). En ella nosotros leemos que hemos sido comisionados a hacer discípulos. Esto lo hacemos bautizando a los creyentes y enseñándoles a obedecer los mandatos de Cristo. Con esto en mente concluimos que:
  • La “Gran Comisión” enfatiza que en el proceso del discipulado la enseñanza y el sometimiento a la voluntad de Dios es la clave. Obediencia a los mandatos que Cristo había transmitido. Por eso se debe enseñar la sana doctrina, los valores y los mandatos que Cristo enseñó - nada más ni nada menos. Estos mandatos deben ser llevados a la práctica.
  • El hacer la voluntad de Dios (u obedecer los mandatos de Cristo) es para Mateo un asunto central del mensaje de Jesús y del verdadero discipulado:
    • En el padre nuestro nos enseña Jesús a orar: 'Hágase Tu Voluntad...' (Mt.6:10 – compare con Lc.10:2s: Lucas no menciona el “hágase tu voluntad”). La oración enseñada por Jesús nos dirige a orar de tal manera que se haga Su voluntad y no la nuestra. Orar tiene entonces que ver con 'empujar' a que los mandatos de Dios se tomen en serio y que sobre la tierra se lleven a cabo Sus planes y propósitos.
    • El Sermón del Monte termina haciendo una aclaración trascendente para los que quieren ser parte del Reino de Dios, ellos deben hacer la voluntad de Dios (Mt.7:21-27). Discípulos de Cristo son hacedores de la Palabra de Dios y no solamente oidores de la misma. Los discípulos de Cristo, una vez que conocen la verdad, responden a ella con fe y obediencia.Ser obedientes a la Palabra de Dios se compara acá con construir una casa sobre una roca. La vida obediente está construida para aguantar tormentas. Si llamamos a Jesús Señor, entonces pondremos también atención a lo que Él nos dice. Si lo amamos, entonces hacemos lo que el nos manda (Jn.14:15).
    • En el caso de la parábola de la oveja perdida en Mt.18:10 concluye Jesús diciendo que no es la voluntad de vuestro Padre que está en los cielos, que se pierda uno de estos pequeños (Mt.18:14 - RV). Si esa es la voluntad del Padre, entonces nosotros debemos entender esto como un mandato a buscar a los perdidos. La salvación de los perdidos es la voluntad del Padre (1Tim.2:1-4). Jesús entrenó a Sus discípulos a ser pescadores de hombres - cumplidores de la voluntad del Padre (Mt.4:19).
    • Mateo relata la parábola de los dos hijos (Mt.21:28-31) y lo que los diferencia es la obediencia.
    • Notamos que la obediencia a los mandamientos de Dios nace en el amor a Dios y al prójimo (Mt.22:34-40).
    • A Jesús le importó mucho cumplir con la voluntad de Su Padre. Aun en medio de mucha tribulación Jesús fue fiel al plan de Dios para Su vida (Mt.26:39-42).
  • En el Nuevo Testamento el tema de la obediencia es central en la vida cristiana: Hch.23:1 / Rom.6:17 / 2Cor.6:3-4 / 1Tes,1:9 / Stg.1:22-26 / Stg.2:17-26 / 1Jn.2:3-4
  • El tema de la obediencia en los SALMOS juega un papel importante: Sal.111:10 / Sal.119:30-31 / Sal.119:40 / Sal.119:44-45 / Sal.119:54-56 / Sal.119:59-60 / Sal.119:60 / Sal.119:100-102 / Sal.119:105-106 / Sal.119:112 / Sal.119:166-168
  • En el Antiguo Testamento
    • Adán y Eva se metieron en grandes problemas por desobedientes a un simple mandamiento de Dios (Gn.2)
    • Las bendiciones y las maldiciones dependen de la obediencia de los creyentes a Dios y Sus mandamientos (Dt.28)
    • El primer rey de Israel, Saúl, fue destituido, perdió autoridad y finalmente afectó el futuro de toda su familia por ser desobediente a unos sencillos mandamientos de Dios. Además notamos en esta historia la relación directa que existe entre obediencia y verdadera adoración (1Sam.15).
    • El pueblo de Israel pasó por muchos momentos difíciles. La causa de era la desobediencia.

NUESTRO LEMA DEBERÍA SER EL MISMO QUE EL DEL SALMISTA EN Sal.119:54-56
Tus decretos han sido el tema de mis canciones en todos los lugares donde he vivido. De noche reflexiono sobre quién eres, SEÑOR; por lo tanto, obedezco tus enseñanzas. Así paso mis días: obedeciendo tus mandamientos. NTV


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

REFLEXIONES en Mt.28:18-20 - haciendo discípulos de Cristo

1. El llamado a HACER DISCÍPULOS en todas las naciones es posible porque a Cristo se le ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Además tenemos la promesa de SU presencia constante -  EL anda con nosotros dándonos poder para cumplir con este mandamiento (Hch.1:8). El mandato tiene que ver con alcanzar a todas las naciones HACIENDO DISCÍPULOS DE CRISTO. La visión de Dios es tener en el cielo una multitud de gente adorando al REY de reyes, una multitud de todas las naciones (Apoc.7:9-10 / Apoc.5:7-14). Tenemos el gran privilegio de ser colaboradores en el cumplimiento de la visión de Dios. 2. BAUTIZÁNDOLOS - un buen y claro comienzo es clave en todo el proceso de discipulado. Esto incluye un verdadero arrepentimiento, una verdadera entrega a Dios, y la fe en la muerte, sepultura y resurrección de Cristo. El bautismo en agua es la expresión externa de nuestra fe en la muerte, sepultura y resurrección de Cristo como base de nuestra salvación eterna.
3. ENSEÑÁNDOLES - Un discípu…

¿Qué significa andar en la luz?

“Y este es el mensaje que hemos oído de El y que os anunciamos: Dios es luz, y en El no hay tiniebla alguna. Si decimos que tenemos comunión con El, pero andamos en tinieblas, mentimos y no practicamos la verdad; mas si andamos en la luz, como El está en la luz, tenemos comunión los unos con los otros, y la sangre de Jesús su Hijo nos limpia de todo pecado. Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonarnos los pecados y para limpiarnos de toda maldad. Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a El mentiroso y su palabra no está en nosotros” (1Jn.1:5-10) LBLA
El llamado es claro: debemos caminar en la luz para poder tener comunión con Dios y para poder también tener comunión los unos con los otros (1Jn.1:3-7). ¿Pero que significa caminar en la luz si no soy perfecto y tengo pecado? Además se me dice que si no admito que tengo pecado me estoy engañando a mí mismo. ¿Cómo …