Ir al contenido principal

Discernir, Examinar, Investigar

"Y los de Berea tenían una mentalidad más abierta que los de Tesalónica y escucharon con entusiasmo el mensaje de Pablo. Día tras día examinaban las Escrituras para ver si Pablo y Silas enseñaban la verdad" (Hch.17:11) NTV


Las predicaciones/enseñanzas de todo predicador/maestro deben ser sometidas a un examen con la Palabra de Dios. Todo maestro/predicador debe disponerse a que sus enseñanzas sean examinadas. La vara de medida es la Biblia. Lo que enseña un predicador o pastor, o como sea que llamemos a los ministros, no está por encima de la verdad de la Palabra de Dios. El apóstol Pablo permitió que sus enseñanzas fueran revisadas (Gal.2:1-3.6). El llamado a poner a prueba todo lo que se dice es bíblico, es un derecho y una responsabilidad: 1Tes.5.1 / Is.8:20 / Mt.7:15-20 / 1Jn.4:1 / Apoc.2:2

Es muy importante que la iglesia entera aprenda a escudriñar las verdades de la Biblia. No tenemos que aceptar rápidamente cualquier nueva idea. Madurez es saber discernir (Ef.4:14-15). Aprender a interpretar debidamente la Biblia y conocer las verdades básicas de la vida cristiana no es una opción - si es que queremos mantenernos en el camino correcto (2Tim.2:15 / 2Cor.4:2 / Hebr.5:11-14). 
El constante estudio, meditación e investigación de las verdades bíblicas nos protegen del error y del engaño, nos ayuda a discernir y a crecer en la experiencia plena de la salvación . Quién no estudia correctamente y diligentemente la Biblia corre el peligro de ser llevado por cada viento de doctrina y experimentar fracasos dolorosos. (Ef.4:14-15 / 1Pe.2:1-3 / 2Pe.3:18 / Sal.1 / Jos.1:8).

SIGAMOS EL EJEMPLO DE LOS BEREANOS
.
.

Comentarios

Entradas populares de este blog

REFLEXIONES en Mt.28:18-20 - haciendo discípulos de Cristo

1. El llamado a HACER DISCÍPULOS en todas las naciones es posible porque a Cristo se le ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Además tenemos la promesa de SU presencia constante -  EL anda con nosotros dándonos poder para cumplir con este mandamiento (Hch.1:8). El mandato tiene que ver con alcanzar a todas las naciones HACIENDO DISCÍPULOS DE CRISTO. La visión de Dios es tener en el cielo una multitud de gente adorando al REY de reyes, una multitud de todas las naciones (Apoc.7:9-10 / Apoc.5:7-14). Tenemos el gran privilegio de ser colaboradores en el cumplimiento de la visión de Dios. 2. BAUTIZÁNDOLOS - un buen y claro comienzo es clave en todo el proceso de discipulado. Esto incluye un verdadero arrepentimiento, una verdadera entrega a Dios, y la fe en la muerte, sepultura y resurrección de Cristo. El bautismo en agua es la expresión externa de nuestra fe en la muerte, sepultura y resurrección de Cristo como base de nuestra salvación eterna.
3. ENSEÑÁNDOLES - Un discípu…

Aprender a sanar a los enfermos

“Al llegar Jesús a casa de Pedro, vio a la suegra de éste que yacía en cama con fiebre. Le tocó la mano, y la fiebre la dejó; y ella se levantó y le servía. Y al atardecer, le trajeron muchos endemoniados; y expulsó a los espíritus con su palabra, y sanó a todos los que estaban enfermos, para que se cumpliera lo que fue dicho por medio del profeta Isaías cuando dijo: El mismo tomó nuestras flaquezas y llevó nuestras enfermedades” (Mt.8:14-17) (La Biblia de las Américas)

Mr.1:39-42 / Mt.10:1.8 / Mr.16:15-20 / Jn.14:12-14 / Hebr.13:8
Los Evangelios mencionan un gran número de episodios en los que Jesús sanó a los enfermos (Mt.8:14-17 / Mt.9:22 / Lc.6:10 / Mt.15:28 / Hch.2:22). Jesús no solamente sanó a los enfermos sino que también entrenó a sus discípulos a sanar a los enfermos. Jesús envía a sus servidores a predicar el Evangelio y a sanar a los enfermos (Mt.10:1.8 / Mr.16:15-20). Los apóstoles siguieren este ministerio una vez que Jesús había ascendido al cielo (Hch.3:6 / Hch.9:36). Ad…