Ir al contenido principal

El privilegio del burro

"Mientras Jesús y los discípulos se acercaban a Jerusalén, llegaron a la ciudad de Betfagé, en el monte de los Olivos. Jesús mandó a dos de ellos que se adelantaran. «Vayan a la aldea que está allí - les dijo -. En cuanto entren, verán una burra atada junto con su cría. Desaten a los dos animales y tráiganmelos. Si alguien les pregunta qué están haciendo, simplemente digan: “El Señor los necesita”, entonces les permitirá llevárselos de inmediato». Eso ocurrió para se cumpliera la profecía que decía: «Dile a la gente de Jerusalén: “Mira, tu Rey viene hacia ti. Es humilde y llega montado en un burro: montado en la cría de una burra”». Los dos discípulos hicieron tal como Jesús les había ordenado. Llevaron la burra y su cría, pusieron sus prendas sobre la cría, y Jesús se sentó allí. De la multitud presente, la mayoría tendió sus prendas sobre el camino delante de él, y otros cortaron ramas de los árboles y las extendieron sobre el camino. Jesús estaba en el centro de la procesión, y toda la gente que lo rodeaba gritaba: «¡Alaben a Dios por el Hijo de David! ¡Bendiciones al que viene en el nombre del SEÑOR! ¡Alaben a Dios en el cielo más alto!». Toda la ciudad de Jerusalén estaba alborotada a medida que Jesús entraba. «¿Quién es éste?» - preguntaban. Y las multitudes contestaban: «Es Jesús, el profeta de Nazaret de Galilea»" (Mt.21:1-11) NTV

El privilegio del burro no radicaba en que Jesús lo cargara o lo exaltara, sino en que el burro cargó a Jesús. No fue el burro quien fue alabado y quien estaba en el centro de la escena, sino Jesús. La ciudad de Jerusalén se conmovió por la entrada de Jesús y no por la llegada del burro, y los servicios que éste prestaba. Así como el burro fue "llamado" a servir para cargar a Jesús en un cierto momento y ocasión y para que Jesús fuera exaltado, Dios nos llama también a nosotros a servir llevando el mensaje y el aroma de Jesús a nuestras comunidades y al mundo. Finalmente se trata de que Jesús sea recibido y alabado y glorificado y seguido (Mt.5:13-16 / Jn.15:8 / 1Cor.14:25 / 2Cor.9:13 / Gal.1:24 / 2Tes.1:10-12 / 1Pe.2:12 / 1Pe.4:11,14).

El servicio es la marca del cristiano verdadero. Somos llamados a tener la misma actitud que Cristo tuvo - Él se hizo siervo, no buscando sus propios intereses sino los de los demás y en especial buscando los intereses de Dios - esto llevó a que Cristo impactara al mundo de una manera poderosa (Filp.2:1-7 / Mr.10:44-45 / 2Cor.8:9 / Jn.13:1-14 / Lc.14:7-11 / Lc.18:14 / 1Cor.15:9 / Ef.4:2 / 1Pe.5:5).
"Hay algo místico en cuanto al servicio porque Dios es un siervo. Cuando servimos a otros reflejamos completamente la imagen de Dios, y nuestro corazón comienza a resonar con el corazón de Dios. Es posible que nunca seamos más como Dios que cuando servimos desde una motivación puramente desinteresada" (Erwin McManus).

ALGUNAS MARCAS DEL SERVICIO: Según Jesús, el servir a otros es servir a Dios (Mt.25:35-46). Además notamos que amar al prójimo se expresa a través del servicio desinteresado (Lc.10:30-37 / Jn.13:1). Servicio es verdadero servicio cuando es hecho sin esperar recompensa (lc.17:11-19 / Gal.6:9-10 / Filp.4:10). No todo servicio es reconocido o aplaudido. A veces el servir a otros cosecha oposición (Hch.4:9 / Jn.7:23 / Jn.10:32 / 1Pe.3:15-17).

Aquí algunas anotaciones de Jim Scott (Foursquare Missions International - EEUU) referente a esta verdad:

  • Hace unos años Charles Colson observó y dijo que cuando los comunistas tomaron en 1917 el control en Rusia no  hicieron ilegal el cristianismo. De hecho, su constitución garantiza la libertad religiosa. Lo que si determinaron como ilegal fue que la iglesia hiciera ‘buenas obras’. La iglesia ya no pudo cumplir con su rol histórico de dar comida a los hambrientos, dar la bienvenida a los extranjeros,  cuidar de los huérfanos, educar a los niños o cuidar de los enfermos. ¿Cuál fue el resultado? 70 años más tarde la iglesia no era más relevante en su comunidad donde se encontraba.
  • Lo que Lenin hizo por diseño diabólico la mayoría de las iglesias hoy día lo hacen por falta. El resultado es idéntico - la iglesia llega a ser irrelevante para el individuo, y aún más trágico, también es irrelevante para la comunidad en la que se encuentra la iglesia. Si usted elimina el servicio desinteresado en el nombre de Jesucristo, entonces usted le quita el poder, la influencia y la efectividad evangelística a la iglesia.
  • El poder de la iglesia siempre se va a encontrar en la combinación del mensaje del Evangelio que cambia vidas y el servicio desinteresado en el poder del Espíritu Santo. El poder de la iglesia no se encuentra en el número de las iglesias, pero sí en el enfoque de las iglesias. No vaya a una ciudad, aldea o pueblo para  comenzar una iglesia – vaya con el plan de servir a la ciudad o comunidad. Sírvales con amor y si usted alcanza a la gente que nadie quiere, entonces usted termina teniendo una iglesia que todo el mundo quiere. Pequeñas acciones de servicio van a atraer a la gente a Cristo.

¿Por que es que a veces nos rehusamos a servir? ¿Puede ser llamada su iglesia como una "iglesia servidora"? - explique. ¿Qué debe hacer usted personalmente y qué debe hacer la iglesia para servir a la comunidad desinteresadamente y llevar el amor de Dios a la comunidad? ¿Cómo puede ser el servicio a otros una plataforma para salvación de la gente?

Comentarios

Entradas populares de este blog

REFLEXIONES en Mt.28:18-20 - haciendo discípulos de Cristo

1. El llamado a HACER DISCÍPULOS en todas las naciones es posible porque a Cristo se le ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Además tenemos la promesa de SU presencia constante -  EL anda con nosotros dándonos poder para cumplir con este mandamiento (Hch.1:8). El mandato tiene que ver con alcanzar a todas las naciones HACIENDO DISCÍPULOS DE CRISTO. La visión de Dios es tener en el cielo una multitud de gente adorando al REY de reyes, una multitud de todas las naciones (Apoc.7:9-10 / Apoc.5:7-14). Tenemos el gran privilegio de ser colaboradores en el cumplimiento de la visión de Dios. 2. BAUTIZÁNDOLOS - un buen y claro comienzo es clave en todo el proceso de discipulado. Esto incluye un verdadero arrepentimiento, una verdadera entrega a Dios, y la fe en la muerte, sepultura y resurrección de Cristo. El bautismo en agua es la expresión externa de nuestra fe en la muerte, sepultura y resurrección de Cristo como base de nuestra salvación eterna.
3. ENSEÑÁNDOLES - Un discípu…

Aprender a sanar a los enfermos

“Al llegar Jesús a casa de Pedro, vio a la suegra de éste que yacía en cama con fiebre. Le tocó la mano, y la fiebre la dejó; y ella se levantó y le servía. Y al atardecer, le trajeron muchos endemoniados; y expulsó a los espíritus con su palabra, y sanó a todos los que estaban enfermos, para que se cumpliera lo que fue dicho por medio del profeta Isaías cuando dijo: El mismo tomó nuestras flaquezas y llevó nuestras enfermedades” (Mt.8:14-17) (La Biblia de las Américas)

Mr.1:39-42 / Mt.10:1.8 / Mr.16:15-20 / Jn.14:12-14 / Hebr.13:8
Los Evangelios mencionan un gran número de episodios en los que Jesús sanó a los enfermos (Mt.8:14-17 / Mt.9:22 / Lc.6:10 / Mt.15:28 / Hch.2:22). Jesús no solamente sanó a los enfermos sino que también entrenó a sus discípulos a sanar a los enfermos. Jesús envía a sus servidores a predicar el Evangelio y a sanar a los enfermos (Mt.10:1.8 / Mr.16:15-20). Los apóstoles siguieren este ministerio una vez que Jesús había ascendido al cielo (Hch.3:6 / Hch.9:36). Ad…