Ir al contenido principal

Canto de María acerca de Dios (Lc.1:45s)

NAVIDAD es más que luces, regalos, comida o una temporada especial del año (y no que eso sea algo malo, pero sí que puede distraer) - es recordar que Dios cumple Sus promesas, es tiempo de regocijo por lo que Él es y hace en favor de los humanos. NAVIDAD es reconocer quién es Dios y responder a Su Palabra de la manera correcta.


NAVIDAD es acerca de Dios y Su misericordia para con nosotros. Hagamos lo que hicieron María y los sabios del oriente: Adoremos al Rey de reyes (Lc.1:46 / Mt.2:2,11). Si lee estas notas, también lo animo a leer todas las citas acá mencionadas - ellas ayudan a entender mejor la verdadera Navidad.
El contenido del canto de María es acerca de Dios, no acerca de ella (Lc.1:46). Dios era la razón de su fe y de su gozo. Su canto fue la respuesta al saludo de su pariente Elisabeth quién con sus palabras inspiradas por el Espíritu Santo estaba confirmando lo que Dios estaba haciendo con la vida de María.

En el canto de María podemos notar algunas de las características de Dios y que María reconoce. ¿Quién es ese Dios en el que ella confió?

1. El es el Señor - supremo en autoridad, ejerce poder, es el amo/jefe, él es quien manda. No hay otro Dios (Is.45:21-22) (Lc.1:45-46).

2. Dios es el Salvador - liberador, preservador, dador de vida y aliento. El Señor también es el verdadero Salvador; Él rescata al perdido y sin esperanza (Is.12:2 / Is.45:21-22 / Zac.9:9 / Tit.3:4-6) (Lc.1:47).

3. Dios es conocedor del corazón de la gente, especialmente de los humildes, de los pobres en espíritu - Dios se digna mirar a los humildes y los levanta, levanta al pobre del polvo, atiende al humilde (Ana: 1Sam.1:11 / David: 2Sam.7:8,18-19 / Sal.102:17 / Sal.113:7-8 / Sal.138:6 / Is.66:2 / 1Cor.1.26-28 (Lc.1:48).

4. Dios es el Poderoso - fuerte, poderoso, capaz; por su poder es que puede salvar, hacer milagros, vencer al enemigo y por Su poder es posible que el Hijo del Hombre nazca de una virgen (Mt.19:26 / Mr.9:23 / Hch.2:24 / Gn.17:1 / Sal.24:8 Is.63:1 / Jer.10:6 / Jer.20:11) (Lc.1:49,51).

5. Dios es el Santo - su característica es la pureza moral, está separado del pecado, sagrado, limpio de toda contaminación. Ésta característica de Dios demanda de los hombres una cierta conducta (Ex.15:11 / 1Sam.2:2 / Sal.99:9 / Is.6:3 / Is.57:15 / Apoc.15:4) (Lc.1:49).

6. Dios es quien hace cosas grandes por los humanos humildes - actúa, hace, guarda (Sal.126:2-3 / Ef.3:20 / los amigos de Daniel en Dn.3:17 / Daniel en Dn.6:20 / Mt.3:9 / Jn.10:29-30 / Abraham en Rom.4:21 y Hebr.11:19 / Hebr.13:8) Dios también es proveedor (Sal.34:10 / Sal.107:8-9 / Jn.6:11-13 (Lc.1:49,53).

7. Dios es Dios de misericordia (Lc.1:50,53) - La misericordia no es un simple sentimiento, es la acción práctica que da los recursos correctos para ayudar al que tiene una necesidad. Porque Dios sabe cuál es la verdadera necesidad del humano envía a Jesús para proveer el rescate (Tit.3:5), nos anima a orar con confianza al Dios de misericordia - Él sabe lo que nos conviene (Hebr.4:16). Vea también: Sal.31:19 / Sal.103:11

8. Dios es el Justo y defiende a los que le temen (Lc.1:51-53) - Dios es el Dios que separa a los justos de los injustos, a los orgullosos de los altaneros (Ex.15:6-11 / 1Sam.2:3-4,9-10 / Sal.2:1-6 / Dn.4:37 / Is.40:10 / 1Pe.5:5 / Lc.18:14).

9. Dios es Dios soberano y es quien tiene el control sobre los asuntos de esta tierra, de las personas y de su impacto (Lc.1:52) (Ez.17:24 / Sal.107:40-41).

10. Dios es Dios quien cumple Sus promesas (Lc.1:54-55) - Gal.3:16-17 / Sal.105:6-10

LA RESPUESTA DE MARÍA A DIOS y lo que la hace un ejemplo para todos nosotros:
  • Ella cree en las promesas de Dios (la fe tiene su ancla en la Palabra de Dios - Rom.10:17) y en todo lo que él dice (Lc.1:45 / Lc.1:38) (Lc.1:20 / Lc.11:27-28 / Jn.14:23 / Jn.15:7 / 1Tes.2.13 / 2Pe.1:4 / 2Cron.20:20 )
  • Ella alaba a Dios ('alaba' tiene la idea de una acción habitual, era la costumbre de María magnificar a Dios) - hacer grande. Igual que los sabios del oriente ella adora al Rey - Mt.2:1s (Lc.1:46) El llamado a nosotros: Sal.100:4
  • Ella reconoce su necesidad de un Salvador; ella reconoce que es pecadora como cualquier otra persona y declara que su Salvador es Dios (Lc.1:47-48). Ella además reconoce que ante el mundo no es nadie especial - lo especial que puede ser es por Dios (Lc.1:48). Los especiales para Dios son los que guardan su Palabra (Lc.11:27-28)
  • Ella reacciona con gran gozo - regocijarse grandemente en Dios (respuesta emocional causada por ver quien es Dios y ver Sus obras en acción) (Lc.1:47-48) (Is.12:2-3 / Tit.3:4-6 / 1Pe.1:6,8 / 1Pe.4:13 / Apoc.19:7 / Mt.5:12 / Hch.16:34 / Jesús: Lc.10:21 / Abraham: Jn.8:56).
  • Ella reconoce lo que Dios ha hecho en su vida (Lc.1:49). No podemos olvidar ninguno de Sus beneficios (Sal.103:2 / Ex.15:11 / Sal.105:5 / vea el peligro de olvidar los actos de Dios y las consecuencias: Sal.106:7,21 / Dt.8:2-4,10-14 / Dt.32:18 / Jer.2:31-32 / Lc.17:15-18 / Ef.2:11-13)
  • Ella se incluye entre las personas que temen a Dios (Lc.1:50). El temor al Señor: Sal.34:11-14 / Prov.8:13-16


VENID Y ADOREMOS AL REY DE REYES....

Comentarios

Entradas populares de este blog

REFLEXIONES en Mt.28:18-20 - haciendo discípulos de Cristo

1. El llamado a HACER DISCÍPULOS en todas las naciones es posible porque a Cristo se le ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Además tenemos la promesa de SU presencia constante -  EL anda con nosotros dándonos poder para cumplir con este mandamiento (Hch.1:8). El mandato tiene que ver con alcanzar a todas las naciones HACIENDO DISCÍPULOS DE CRISTO. La visión de Dios es tener en el cielo una multitud de gente adorando al REY de reyes, una multitud de todas las naciones (Apoc.7:9-10 / Apoc.5:7-14). Tenemos el gran privilegio de ser colaboradores en el cumplimiento de la visión de Dios. 2. BAUTIZÁNDOLOS - un buen y claro comienzo es clave en todo el proceso de discipulado. Esto incluye un verdadero arrepentimiento, una verdadera entrega a Dios, y la fe en la muerte, sepultura y resurrección de Cristo. El bautismo en agua es la expresión externa de nuestra fe en la muerte, sepultura y resurrección de Cristo como base de nuestra salvación eterna.
3. ENSEÑÁNDOLES - Un discípu…

Aprender a sanar a los enfermos

“Al llegar Jesús a casa de Pedro, vio a la suegra de éste que yacía en cama con fiebre. Le tocó la mano, y la fiebre la dejó; y ella se levantó y le servía. Y al atardecer, le trajeron muchos endemoniados; y expulsó a los espíritus con su palabra, y sanó a todos los que estaban enfermos, para que se cumpliera lo que fue dicho por medio del profeta Isaías cuando dijo: El mismo tomó nuestras flaquezas y llevó nuestras enfermedades” (Mt.8:14-17) (La Biblia de las Américas)

Mr.1:39-42 / Mt.10:1.8 / Mr.16:15-20 / Jn.14:12-14 / Hebr.13:8
Los Evangelios mencionan un gran número de episodios en los que Jesús sanó a los enfermos (Mt.8:14-17 / Mt.9:22 / Lc.6:10 / Mt.15:28 / Hch.2:22). Jesús no solamente sanó a los enfermos sino que también entrenó a sus discípulos a sanar a los enfermos. Jesús envía a sus servidores a predicar el Evangelio y a sanar a los enfermos (Mt.10:1.8 / Mr.16:15-20). Los apóstoles siguieren este ministerio una vez que Jesús había ascendido al cielo (Hch.3:6 / Hch.9:36). Ad…