Ir al contenido principal

Día de Acción de Gracias

CONFESIÓN, AGRADECIMIENTO, APRENDIENDO:
Hoy día los Americanos celebran lo que considero una de las fechas anuales más importantes para ellos: THANKSGIVING o el Día de Acción de Gracias. Y aunque podemos considerar esta fecha una fecha típica americana, una fecha en la que más de uno come más de la cuenta :-), la realidad es que todos somos llamados a ser agradecidos - aunque no tengamos un tal día en el calendario. El agradecimiento tampoco debería limitarse a un solo día al año - esto creo que lo entendemos.
Se dice que el agradecido o el que da regularmente gracias es generalmente una persona más feliz que el resto que no lo hace - bueno, siendo verdaderamente agradecido.


Es verdad, hay aquellos que tendemos a ver el vaso medio vacío y no vemos el vaso medio lleno. Siempre habrá algo que nos falta. Sin embargo, siempre hay algo por lo cual podemos dar gracias, y siempre puede haber algo peor. Como sea, debemos enfocarnos más en lo positivo, ser agradecidos por las cosas pequeñas y a veces 'insignificantes', pero también por las bendiciones grandes.

Un reporte en CNN (The year of living thankfully por David G. Allan), refiriéndose a unos estudios científicos, menciona un sinnúmero de beneficios que produce el ser agradecido: la gratitud produce placer en el cerebro, estimula ciertas áreas del cerebro que regulan el estrés, el agradecido no se compara tanto con los demás, maneja mejor experiencias traumáticas, es más capaz de ser paciente y además se auto-controla mejor, la salud física es influenciada positivamente. Matrimonios más agradecidos tienden a ser más fieles y sus relaciones sobreviven los tiempos. Los agradecidos tienden a dormir mejor de noche, etc., etc.

Como sea, ser agradecido es bueno para nosotros. Y aun más cuando consideramos los beneficios espirituales. Es la voluntad de Dios que seamos agradecidos en toda situación (1Tes.5:18). Es una vía para permanecer llenos del Espíritu Santo (Ef.5:18-20). Nos lleva a experimentar la paz de Dios en medio de preocupaciones (Filp.4-7). La gratitud es una marca de los representantes de Dios - por amor al testimonio seamos agradecidos (Col.3:17). Gratitud reconoce que todo viene de Dios y eleva a Dios sobre su vida (Job.1:21). Ser agradecidos es una expresión de nuestra adoración a Dios (Hebr.13:15 / Rom.1:21).

Admito: Quiero aprender a ser cada día más agradecido. No ver tanto el vaso medio vacío y quejarme de lo que aun falta. Quiero ver lo que Dios me ha dado, y en medio de cualquier situación dar gracias a Dios. Quiero abrir los ojos y contar las tantas bendiciones que vivo a diario: familia, amigos, colegas, salud, provisión, esperanza, el clima, el trabajo, los días libres, el techo sobre la cabeza, el helado, etc., etc.--- AH, y la tasa de buen café.

FELIZ DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS a todos y en especial a nuestros amigos americanos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

REFLEXIONES en Mt.28:18-20 - haciendo discípulos de Cristo

1. El llamado a HACER DISCÍPULOS en todas las naciones es posible porque a Cristo se le ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Además tenemos la promesa de SU presencia constante -  EL anda con nosotros dándonos poder para cumplir con este mandamiento (Hch.1:8). El mandato tiene que ver con alcanzar a todas las naciones HACIENDO DISCÍPULOS DE CRISTO. La visión de Dios es tener en el cielo una multitud de gente adorando al REY de reyes, una multitud de todas las naciones (Apoc.7:9-10 / Apoc.5:7-14). Tenemos el gran privilegio de ser colaboradores en el cumplimiento de la visión de Dios. 2. BAUTIZÁNDOLOS - un buen y claro comienzo es clave en todo el proceso de discipulado. Esto incluye un verdadero arrepentimiento, una verdadera entrega a Dios, y la fe en la muerte, sepultura y resurrección de Cristo. El bautismo en agua es la expresión externa de nuestra fe en la muerte, sepultura y resurrección de Cristo como base de nuestra salvación eterna.
3. ENSEÑÁNDOLES - Un discípu…

Aprender a sanar a los enfermos

“Al llegar Jesús a casa de Pedro, vio a la suegra de éste que yacía en cama con fiebre. Le tocó la mano, y la fiebre la dejó; y ella se levantó y le servía. Y al atardecer, le trajeron muchos endemoniados; y expulsó a los espíritus con su palabra, y sanó a todos los que estaban enfermos, para que se cumpliera lo que fue dicho por medio del profeta Isaías cuando dijo: El mismo tomó nuestras flaquezas y llevó nuestras enfermedades” (Mt.8:14-17) (La Biblia de las Américas)

Mr.1:39-42 / Mt.10:1.8 / Mr.16:15-20 / Jn.14:12-14 / Hebr.13:8
Los Evangelios mencionan un gran número de episodios en los que Jesús sanó a los enfermos (Mt.8:14-17 / Mt.9:22 / Lc.6:10 / Mt.15:28 / Hch.2:22). Jesús no solamente sanó a los enfermos sino que también entrenó a sus discípulos a sanar a los enfermos. Jesús envía a sus servidores a predicar el Evangelio y a sanar a los enfermos (Mt.10:1.8 / Mr.16:15-20). Los apóstoles siguieren este ministerio una vez que Jesús había ascendido al cielo (Hch.3:6 / Hch.9:36). Ad…